1.1 QUÍMICA VERDE

La química verde se define como el desarrollo, diseño y aplicación de productos químicos y procesos para reducir o eliminar el uso y la generación de sustancias peligrosas.1 En la práctica, la química verde debe tener un rango más amplio de actuación que el que sugiere esta definición.2 Además de usar y producir compuestos químicos que generen menos residuos, la química verde también incluye la reducción de otros impactos medioambientales, como la reducción de la cantidad de energía usada durante el proceso químico. La química verde no se diferencia de la química tradicional en tanto y cuanto requiere la misma creatividad e innovación que siempre ha sido esencial en la química. No obstante, históricamente, los químicos sintéticos no han tenido los temas medioambientales como una de sus mayores prioridades. Actualmente, con un incremento en la conciencia medioambiental a nivel global, existe un desafío para los químicos en desarrollar nuevos productos, procesos y servicios que alcancen los objetivos sociales, económicos y medioambientales necesarios. Al igual que los tipos de compuestos y de transformaciones químicas son muy variados, también lo son las soluciones de la química verde que han sido propuestas. Anastas y Warner1 desarrollaron en 1998 los “doce principios de la química verde” que sirven como guía para la práctica química en el desarrollo y evaluación de cuán verde es una tecnología, un proceso, una síntesis o un compuesto químico:
- Prevención de residuos/subproductos.
- Incorporación máxima de reactivos en el producto final.
- Prevención o minimización de productos peligrosos.
- Diseño de compuestos químicos más seguros.
- Minimización del requerimiento energético.
- Selección del disolvente más apropiado.
- Selección de los productos de partida más apropiados.
- Evitar el uso de grupos protectores.
- Primar el uso de catalizadores.
- Los productos obtenidos deberían ser biodegradables.
- Diseño de plantas industriales que eliminen las posibilidades de accidentes durante las operaciones.
- Mayor empleo de técnicas analíticas para controlar la formación de compuestos peligrosos.
Una de las técnicas empleadas en química verde es la síntesis química asistida por microondas. El desarrollo de ambas ha ido siempre de la mano, apoyándose una en la otra y encontrando multitud de nexos en común, lo que ayudó al crecimiento y consolidación de ambas prácticas. A continuación se hará una pequeña introducción de la técnica microondas aplicada a la síntesis orgánica, el mecanismo de acción, los equipos empleados y algunos ejemplos relevantes que ponen de manifiesto su utilidad en química verde.